Lechuza común ‘Ave del Año 2018’

El 2018 es el año de la lechuza común (Tyto alba). Es el resultado de la votación popular, propuesta por la Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife),  ‘Ave del Año’ para poner de manifiesto las amenazas que pesan sobre la especie.

SEO/BirdLife, pionera en la conservación de los valores naturales de nuestro país, centra su actividad en el estudio, divulgación y defensa de las aves silvestres que habitan en España. Ha lanzado un Código ético para la observación de aves en el que pide proteger su hábitat y el bienestar de las aves, tanto si se practica el anillamiento, la fotografía de la naturaleza, la ciencia, o simplemente se observa a los animales.

El hábitat es “vital” para las aves, por lo que todas las actividades deben ser “respetuosas” con el entorno y así evitar destruirlo, transformarlo o alterarlo.

Wikipedia: https://es.wikipedia.org/wiki/Tyto_alba
SEO/BirdLife: https://www.seo.org/ave/lechuza-comun/
National Geographic: https://www.nationalgeographic.com.es/buscador/?q=lechuza

Se han contabilizado 16 especies de lechuzas. La más abundante es la lechuza común de la que podemos disfrutar en la fauna olietana, situada en la comarca de Andorra-Sierra de Arcos, en la provincia de Teruel de la región de Aragón (España). Se encuentran dentro del entorno natural del Parque Cultural del Río Martín (declarado en 1998 Patrimonio Mundial dentro del conjunto de Arte Rupestre del Arco mediterráneo de la Península) y perteneciente a la Red Natura 2000.

Lechuza común 'Ave del Año 2018'. Clic para tuitear

Amenazas de la especie

La lechuza común es un ave protegida a nivel nacional, incluida en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial lo cual le hace merecedora de una atención particular. Además es una de las aves nocturnas que se incluyen en el programa de ciencia ciudadana de SEO/BirdLife Noctua.

Mejorar las poblaciones de lechuza pasa por una mejora de la biodiversidad en el medio rural. Clic para tuitear

Alguno de los factores que impulsan su declive:

  • Aumento generalizado de plaguicidas y rodenticidas. Contribuye a la pérdida de biodiversidad en el campo y a su contaminación.
  • Despoblamiento del medio rural. Afecta a todas las aves de campo que viven asociadas a los humanos.
  • Pérdida de lugares tradicionales de nidificación. Consecuencia de la desaparición de edificaciones agrarias antiguas y los cambios en la arquitectura rural.
  • Transformación del medio agrario. Cada vez más alejado de los paisajes que mostraban un mosaico de cultivos adaptados a la realidad climática de cada zona.

Hay menos diversidad de hábitat, menos insectos, menos roedores y, por tanto, menos alimento para las aves agrarias, que además sufren envenenamientos secundarios. Aunque el descenso de individuos es generalizado, es especialmente acusado en la región mediterránea sur. Abarca la mitad sur de la península, la cuenca del Ebro y la costa mediterránea. En esta zona las poblaciones de lechuza se han reducido a la mitad.

Datos del programa Noctua de SEO/BirdLife sobre la tendencia de la lechuza común.Datos del programa Noctua de SEO/BirdLife sobre la tendencia de la lechuza común.

La elección de la lechuza reforzará el trabajo para mejorar el hábitat, y reducir sus amenazas. Es una de las aves nocturnas que se incluyen en el programa de ciencia ciudadana de SEO/BirdLife Noctua.

En el programa participan tanto personas con experiencia en censos de aves como principiantes, registrando las aves detectadas bajo una metodología determinada y gracias a todos ellos podemos conocer cómo van evolucionando las poblaciones de las aves.


Desde apadrinaunolivo.org trabajamos el olivar de la villa de Oliete, parte de la Red Natura 2000 para la conservación de tipos de hábitat y de especies de flora y fauna, bajo el manual de la Red Aragonesa de Custodia del Territorio -de la cual formamos parte-.

El olivar ha perdido buena parte de su biodiversidad en las últimas décadas, pero aún alberga en su conjunto una notable diversidad de flora y fauna poseyendo un gran potencial para recuperarla. Esta es la conclusión a la que ha llegado un equipo de investigadores de la Universidad de Jaén (UJA) y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en un estudio llevado a cabo dentro del proyecto LIFE Olivares Vivos, coordinado por SEO/BirdLife.

Todos tenemos el derecho a disfrutar del medio ambiente, junto con el deber de conservarlo. Respeta la naturaleza. En caso de ser testigo de alguna falta grave avisa al Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA): 978 610 181.
_______________
Silvia Ecua
Colaboradora Apadrinaunolivo.org

Deja un comentario

Bitnami