Imagen destacada del día del abuelo

Día del abuelo

Hoy 26 de julio, Día del Abuelo, quisiéramos rendir un homenaje a nuestro padrino Evaristo Morales, el que fue y siempre será nuestro padrino ‘yayo’. Con mucha ilusión dimos la bienvenida a nuestro padrino de la mano de su nieta Alba Ponce y nos gustaría dedicarle unas líneas que ha escrito su nieta para homenajear a su abuelo:

Me propusieron hacer un escrito dedicado a mi yayo porque hoy es el dia de las y los abuelos/as, así que encantada de poder dedicarle unas palabras allá dónde esté, entre olivos y naturaleza descansando como lo hizo en su infancia.

Nació en Alcaine, un pueblecito muy cercano a Oliete, trabajó de pastor y en las antiguas minas. Debido a la guerra tuvo que emigrar a Francia y Barcelona pero volvió a su tierra natal para seguir creciendo como persona entre los montes que tan bien conocía, hasta que se enamoró de mi querida abuela Josefina Muniesa, casándose en Alcaine y trasladándose a Barcelona al cabo de 10 días para empezar una nueva vida sin dejar sus raíces.

Tuvieron dos hijas a las que han dado todo lo que han podido y, con mucho trabajo y esfuerzo pudo mantener la casa de Alcaine, en la que a día de hoy todavía veraneamos porque es uno de los mejores lugares que conozco y está lleno de grandes recuerdos de mi niñez al lado de mi yayo.

Siempre fue un gran luchador y tuvo sus ideales muy claros. Cuantas tardes hemos pasado en el río juntos o sentados en el banquico de casa haciendo gayatas y llaveros de madera que repartía a todo el mundo mientras me contaba sus infinitas aventuras vividas. Era una de sus mayores aficiones así como tocar el violín, la laúd, la armónica y como no, la guitarra. Autodidacta de nacimiento, fuerte como un olivo ;).

Hablaba por los codos, todo hay que decirlo, pero con un conocimiento y veracidad que te atrapaba y siempre querías saber más. Recuerdo el cuento de la zorrica y el queso que me contaba, cuántas veces se lo pedía y nunca me cansaba de escucharlo. También, las salidas del colegio, él siempre estaba en la puerta esperándome con su sombrerico, gayata y en el bolsillo un puñadico de caramelos. Tenía su carácter, eso sí; pero sus nietos éramos “sus joyas” (palabras textuales) y se desvivía por nosotros. Me siento muy afortunada de haber podido disfrutar con él hasta sus 93 años y con la cabeza en su sano juicio.

Por mi abuelo, por este proyecto y porque amo la naturaleza, sigo apadrinando el olivo que escogió él año tras año.

Tu nieta, Te Quiero

Evaristo Morales con el certificado de apadrinamiento

Imagen del Olivo Alcaine #670Olivo Alcaine #670 ubicado en el olivar Frontón, con una de las vistas más bonitas de Oliete, lleno de gigantones centenarios, muchos de ellos de la variedad manzanota. Destaca el gran contraste de estos olivos entre el abandono y la recuperación.

2 Comments

Deja un comentario

Bitnami