Imagen artículo Aventuras de urbanita. Oliete: agencia matrimonial

Aventuras de urbanita. Oliete: agencia matrimonial

¡Como no os voy a contar mi primer miércoles si aún cuando lo pienso no me dejo de reír! Era mi cuarto día en Oliete,  tocaba la mañana de pasear y seguir descubriendo cosas, lugares y personas. A la entrada del pueblo, muy cerca de la Almazara hay una fuente de agua que viene de un manantial,  está sin tratar y me encanta como sabe.

Cuando no voy con las perras sino en modo Dora la exploradora siempre llevo mi botella de cristal y voy a la fuente a llenarla. A la vuelta cruzo el río por un puente de metal que desemboca en la otra casa rural del pueblo,  el Trucho, yo sabía que lo llevaba un matrimonio mayor y cuando vi que se paraban dije que bien me presento y les saludo.

Una vez más una gente extraordinaria y muy agradables, y al terminar la charla me dice la buena mujer – te tienes que echar un novio y ya formas aquí la familia y te quedas – jajaja debí poner mi mejor cara de que me lo dicen todos los días pero en realidad pensaba,  ¿otra vez hoy?

Si si,  habéis leído bien,  esa misma mañana, dando mi paseo perruno con la tropa por nuestro lugar favorito,  ya era la tercera vez que nos encontrábamos a un hombre mayor con su hija y esa mañana en la charla de 5 minutos que nos damos en el camino al pantano, me dijo su hija si conocía a un señor,   yo que no que solo era mi cuarto día, y me dijo pues te le tengo que presentar que está soltero y de muy buen ver, no se muy bien cuántos años tiene, 50 o 60 pero ¡parece de 40! Ahí sí que me eché a reír por dentro!!! Casi tengo 40 y no soy las más guapa, ni la más lista, pero creedme si os digo que estoy soltera porque quiero,  porque soy muy exigente y se muy bien lo que no quiero.

En una mañana dos veces me han buscado pareja y no puedo evitar reírme cada vez que lo pienso. Se ve que se me pasa el arroz, y eso que yo creía que era del brillante ese que no se pasa jajaja.

Pero no vayáis a pensar que aquí acaba la cosa porque no hay dos sin tres. Por fin era miércoles por la tarde e iba a la biblioteca (ese tema ya os lo contaré otro día) y no va el alguacil y la tercera pregunta que me hace es ¿tu eres hetero? Esa sí que no me la esperaba en el pueblo,  y me eché a reír. Si si, soy hetero, y me dice, es por saber si hay que buscarte un chico o una chica, pero así has ganado puntos.

¡Me encanta este pueblo! Eso sí, no tengáis intención de poner una agencia matrimonial en Oliete porque se os hunde.
______________
Laura de Torres

One Comment

  • Amparo Serrano

    julio 29, 2019 at 11:58 am

    Hola hurbanita, no sé tú nombre, pero si tu historia. La leí en alguna página de Internet y me atrapó.Hoy he encontrado el blog(¡genial!). Espero seguir sabiendo de tu aventura. Quizás un día yo también realice ese sueño.

    Responder

Deja un comentario

Bitnami