I Edición del ‘Think Town’: sigamos repensando el pueblo

El martes 24 de noviembre en apadrinaunolivo.org celebramos el primer ‘Think Town’ de nuestra historia con un ciclo de tres charlas sobre la crisis climática, la mujer en el mundo rural y la innovación y el reto demográfico, moderadas por Sandra Gallego, socia fundadora de Ethic, medio de comunicación sobre ética y desarrollo sostenible.

¿Nuestro objetivo? Seguir repensando el pueblo, conociendo iniciativas y proyectos que ya existen, y debatir sobre hacia dónde debemos ir para conseguir que el mundo rural crezca en presente y tenga un futuro.

 

Crisis climática y mundo rural

En la primera conversación, sobre la crisis climática y su relación con el mundo rural, contamos con Miguel Ángel Gómez, de Alvelal, quién defendió que más allá de la tecnología, “el suelo es lo que verdaderamente nos va a ayudar a mitigar el cambio climático. Es la herramienta más potente para captar el CO2 que hay en la atmósfera por la actividad humana en general”.

José Alfredo Martín, desde Apadrina un Olivo se mostró en la misma línea que Gómez respecto a los suelos: “Las áreas rurales a través del sector primario pueden cambiar la tendencia de la crisis climática, con algo tan simple como captar el carbono, y secuestrarlo en el suelo y convirtiéndolo en materia orgánica”.

Ambos remarcaron la necesidad de un cambio en la mentalidad de unos agricultores que ya conocen muchas de las técnicas que ahora se quieren implantar porque son las más tradicionales y que dejaron de hacer porque entre otras cosas las “El mercado y las políticas agrarias comunitarias les empujaron ”.

 

 

La mujer en el mundo rural

En referencia a la mujer y a su relación con el mundo rural contamos con la presencia de Pilar Suárez-Inclán, directora de RSC de Reale Seguros, uno de nuestros colaboradores, quién nos acercó al trabajo de la compañía con un proyecto para “alfabetizar” en la digitalización a mujeres rurales, con formación para e-commerce y otros modelos de negocio.

E hizo especial hincapié en la necesidad del networking: Tenemos que compartir entre nosotras buenas y malas experiencias, para saber que no eres la única, para aprender de los fracasos, ayudarte en el empoderamiento, y dar mayor visibilidad”.

Sira Plana destacó la importancia del papel de la mujer: “En el mundo rural, que es algo más que el sector primario y la agricultura, las mujeres han tenido un papel absolutamente clave, pero históricamente ha sido invisible. En Apadrina un Olivo, queremos darle un papel más importante, mayor y más visible. Por ello, queremos que las mujeres formen parte en roles diversos.” Y remarcó que en Apadrina ya tenemos ese 50/50.

 

 

Innovación y reto demográfico

En la tercera y última mesa, para hablar de innovación y reto demográfico contamos con Paco Boya, Sec. Gral. del Reto Demográfico del Gobierno de España que empezó poniendo cifras: “En España prácticamente los 41 millones de habitantes están en el escaso 30% del territorio. Mientras en el otro 70% solo viven 6 millones de personas” aunque remarcó la importancia de tratar de forma diferente cada zona de la España vaciada porque el hecho de que sean rurales no las hace iguales. ¿Lo importante? Que se haya conseguido un debate político acerca de este tema.

Necesitamos la complicidad del mundo urbano. Es fundamental. No se trata de confrontación, sino de sumar. Las ciudades necesitan al mundo rural y el mundo rural necesita a las ciudades. Y para esto tenemos que visibilizar y hacer pedagogía sobre el beneficio que tiene para la sociedad” agregó Boya.

Precisamente de las ciudades habló Joaquín Alcalde, desde El Hueco, quien defendió la necesidad de que, a través de la innovación, los derechos de las personas que viven en las zonas rurales sea el mismo que el de las personas que viven en las grandes urbes.

“En este país, cuando se habla de innovación solo se piensa en innovación tecnológica, la innovación social es como que no existe. (…) Tenemos que experimentar en proyectos como el de Apadrina y buscar nuevos modelos de negocio con impacto y contribuyen a resolver problemas sociales y anteponen a la persona al beneficio económico. Para eso hay que invertir. (…) Tenemos que testar esos modelos hasta que los validemos y los podamos extender a todo el territorio” concluyó Alcalde.

La aportación de Juan Marcelo Gaitán, director de FIWARE, de Telefónica, dio con una de las claves para poder seguir avanzando: “La gran potencia el desarrollo de la innovación es que no está localizado en un punto físico concreto. Desde cualquier punto con conexión a internet, una persona es capaz de llevar a cabo proyectos innovadores. Esto abre una cantidad importante de oportunidades para todos, independientemente de donde se encuentren (…) Ya no es necesario vivir en una gran ciudad para desarrollar ideas innovadoras basadas en código o en software que conecten unos sistemas con otros”.

Alberto Alfonso, co-fundador de Apadrina un Olivo, cerró el Think Town hablando sobre los despertadores rurales que buscan generar impacto ayudando a otros emprendedores, convirtiendo ideas en proyectos a través de una metodología.

 

 

 

El pueblo está más vivo que nunca y todos los ponentes coincidieron en que hay que seguir trabajando para conseguir llevar las mismas oportunidades que hay en las ciudades y, sobre todo, para ser capaces de crearlas en las zonas rurales. “Después de 7 años nos hemos dado cuenta de que este modelo funciona y que se puede exportar. Y en eso estamos” concluyó Alfonso.

 

 

Deja un comentario

Bitnami