El centenario del tío Miguel

El club de los centenarios de Apadrinaunolivo.org da la bienvenida a su nuevo miembro, el Tío Miguel, que al igual que nuestros olivos, ahora ya es centenario ¡Feliz 100 cumpleaños de parte de todo el equipo de Apadrina un olivo!

Llegó el día, hoy 12 de mayo de 2020 nuestro querido tío Miguel, cumple su 100 aniversario. 100 primaveras en este nuestro mundo manteniendo el buen estado de salud, tanto físico como mental, que le caracteriza. Cuántas veces hemos hablado con él de esta efeméride y, sin darnos cuenta, hemos llegado a esta señalada fecha, en este 2020 que está resultando un tanto particular por la pandemia mundial provocada por el COVID-19.

Al tío Miguel cuándo le preguntas su edad, enseguida te responde, «¡ay, hijo mío!, tengo 99 años, 11 meses y 30 días». Lleva el cálculo al día, así que hoy, el cálculo es redondo, 100 años. Casi nada, todo un logro de resistencia y fortaleza al que a muchos nos gustaría llegar del mismo modo y con esa simplicidad y pureza de la que él hace gala.

Y es que parece que no pase el tiempo para él. Acompañado por su particular bastón, una vara recta tallada con sus propias manos, su fisonomía delgada y angulosa, su gorra, fiel compañera de viaje, y su buen temple, siempre está dispuesto a compartir un rato de charla con las personas que le saludan. 

Y es que el tío Miguel es una enciclopedia viviente, en su piel ha vivido los 100 últimos años de la historia de Oliete.

De virus a virus, desde la gripe española al coronavirus.

Cuando nació, el pueblo tenía más de 2.000 habitantes. La población estaba algo mermada, ya que había perdido unas 500 vidas por la gripe española que sufrió nuestro país en 1918. Afortunadamente, en esta crisis sanitaria actual, el virus de momento no ha llegado a Oliete.

Por aquel entonces, en España reinaba el rey Alfonso XIII y, en breve, se produjo la dictadura de Primo de Rivera, para pasar luego a la proclamación de la Segunda República. De ahí, a la Guerra Civil, luego al Franquismo y, ya en 1975, con la muerte del dictador, vivimos la restauración de la democracia con la Constitución de 1978, vigente hasta nuestros días. 

Ha conocido a tres Reyes, nueve Papas, diferentes sistemas de gobierno en el país e hitos tan importantes como la extensión de la energía eléctrica, la llegada del agua corriente a las casas del pueblo, el teléfono, las primeras radios y la televisión, los primeros coches, la mecanización del campo, el vaciamiento de la España Rural y, con él, el abandono del olivar y de la agricultura tradicional, la aparición de internet, el móvil y las nuevas tecnologías, y, en nuestra comarca, el cierre de las minas del carbón, de la térmica de Andorra, la bienvenida a las energías renovables en el proceso de transición ecológica al que estamos evolucionando, y un sinfín de cosas más que el progreso y el desarrollo del país nos ha ido llevando.

En Oliete, en su primera década de vida, se inauguró el embalse de Cueva Foradada. En su segunda década, la Guerra Civil marcó, desgraciadamente, la vida del pueblo. Una guerra muy cruel, fratricida y sin sentido, para pasar luego a la triste y dura posguerra, que trajo hambre, penurias y calamidades. Más tarde, presenció el vaciamiento del medio rural y la terrible emigración a la ciudad que, a partir de los 60, diezmó los pueblos en favor de ciudades, en el caso de Oliete, Barcelona en los años 60 y 70, y más tarde Zaragoza.

Y así, ya en democracia, el Oliete actual sigue sobreviviendo a pesar del despoblamiento y el olvido de la España rural. Con sus 365 habitantes, apenas uno por día del año, mantiene sus servicios, vida, atractivo e idiosincrasia especial, y se prepara para afrontar los retos que nos depara y nos deparará el siglo XXI, en plena revolución digital, ya en la era del Virtuceno, ¡cuántas cosas tendremos que ver de aquí al futuro!.

Agricultor y pastor, desde bien pequeño tuvo que espabilarse para sacar su casa adelante. Fue muy habilidoso con la agricultura y con la ganadería, posee la sabiduría y la inteligencia que da el observar y el experimentar. Cuenta con pasión que le llamaban para asistir en el cuidado del ganado, o a los partos de las tocinas o, simplemente, para pedirle opinión sobre algún tema del pueblo o controversia entre vecinos.

Desde que nació el proyecto de Apadrinaunolivo.org, el tío Miguel mostró interés por el mismo. Nos ha dado sabios consejos y nos ha apoyado en todo, siendo nuestro mejor embajador y recibiendo a nuestras madrinas y padrinos llegados desde tierras lejanas. Míticas frases, que podéis ver en los vídeos, nos ha regalado durante estos ya 6 años de andadura. Tanta es su gracia y espontaneidad, que la mismísima televisión se encaprichó del Tío Miguel y apareció en el programa Aquí la Tierra de TVE

Si el tío Miguel hubiera nacido en otro contexto, estamos seguros de que hubiera sido filósofo. Gran conversador, siempre es un placer pasar un ratico a su lado para hablar con él, desde el tiempo que barrunta, hasta sus profundas creencias religiosas. Orgulloso de su mujer, Josefina, su fiel compañera de viaje que nos dejó hace unos años, posee gran memoria. Presume de que conoce a todo el pueblo y de que su memoria está intacta a pesar de su edad. Es una de las personas más longevas de Oliete, junto a la tía Irene (102) y a la tía Teresa (99), los tres representan nuestra historia y el conocimiento de la experiencia. Ellos son uno de nuestros mejores patrimonios y juntos suman ¡más de 300 años de vivencias y experiencias!

El Tío Miguel quiere escribir sus memorias y dejar sus historias para la humanidad y de hecho, parte de ellas, ya permanecen en muchas de las madrinas, padrinos y colaboradores de este singular proyecto.

Le deseamos la mejor celebración posible junto a sus familiares en este tiempo que nos toca de confinamiento y esperamos pronto compartir con él una charla en el banco de la plaza de la Iglesia, donde suele descansar después de un paseo. Nuestros mejores deseos de felicidad, salud y amor y, ojalá quiera Dios, que podamos disfrutar de estos ratos juntos por muchos años más, enhorabuena por esta longeva vida.

Fuerte abrazo de parte de todo el equipo de Apadrinaunolivo.org

 

 

 

Deja un comentario

Bitnami