Medio Ambiente y otras lecciones de clase durante el confinamiento

Uno de los pilares de nuestro proyecto es la educación a los más jóvenes. Con nuestro programa Educa celebramos talleres en diversos colegios para generar una conciencia rural sostenible en materia medioambiental. También trabajamos mano a mano con el colegio de Oliete. Un colegio con tan solo 9 alumnos, que van desde los 3 hasta los 11 años y estudian todos juntos. Así son los colegios en algunas zonas rurales. Es lo que se llaman Escuelas Unitarias y hoy os queremos contar más sobre este tipo de colegios y cómo están llevando el confinamiento.

Según la FAPAR (Federación de Asociaciones de Padres y Madres de [email protected] de la Escuela Pública de Aragón), las escuelas de dieciséis localidades de la provincia de Teruel tienen menos de cinco alumnos. Es lo que se denominan escuelas unitarias, escuelas con un número reducido de alumnos de diversas edades y grados, desde el primer año de infantil hasta el último de primaria.

Normalmente, las escuelas unitarias de pueblos que están cerca se agrupan en lo que se denomina CRA, Colegio Rural Agrupado. Sería como un colegio convencional donde las clases son los diferentes pueblos. Una vez por semana, hacen una reunión en la cabecera, el pueblo mas grande, dónde esta el equipo directivo y los alumnos se juntan a lo largo del año en convivencias.

En el CRA de Muniesa, a la que pertenece el colegio de Oliete, se hace una convivencia por trimestre en cada uno de los pueblos que forman parte del CRA. Se hacen diferentes actividades lúdicas, como talleres de música, ciencia… Por ejemplo, en el último se hizo una carrera solidaria que organizaba Save the children. La idea de estas convivencias es que los alumnos empiecen a conocerse, porque luego, después de 6º de Primaria, se juntarán en el Instituto.

Además, los niños de 5º y 6º de Primaria, también acuden a la convivencia del CRIES (Colegios Rurales de Innovaciones Educativa). Una semana entre diferentes colegios que se celebra por temáticas, por ejemplo, hábitos saludables, tradiciones del pueblo… Estas convivencias tienen el objetivo de mejorar la socialización de los alumnos del ámbito rural y la incorporación de actividades innovadoras.

Dani, el tutor del colegio de Olite, nos cuenta que al principio le resultó un poco complicado llevar una clase con alumnos dónde cada uno va a diferente ritmo, con diferentes niveles. Es algo que vas aprendiendo y acabas sabiéndole sacar partido porque lo que ves con los más pequeños sirve de repaso para los más mayores.

Se forma un ambiente de colaboración entre los niños muy bonito. Los más mayores se sienten responsables de los pequeños y les ayudan con sus rutinas y eso es muy bueno porque fomenta su autonomía. Ahora que se habla tanto del Aprendizaje colaborativo, en los CRA se da de forma natural. Es un método de aprendizaje basado en el trabajo en equipo en el que los alumnos trabajan conjuntamente para lograr determinados objetivos comunes de los que son responsables todos los miembros del equipo (Ver Fuente).

Clases virtuales y un cuaderno de bitácora

Durante el confinamiento, Dani les envía diferentes tareas para asegurar unos contenidos mínimos y dos veces por semana hacen videoconferia para resolver dudas y, sobre todo, para mantener la rutina de juntarse, de que vean a los profesores y se vean entre ellos. Es una situación nueva para todos y los niños también han tenido que adaptarse a este tipo de colegio online.

 Al comienzo del confinamiento, Dani les propuso un juego: Imagina que te has convertido en un Pirata y tu casa ahora es tu barco. Les ha animado a hacer su cuaderno de bitácora para que escribir todas sus aventuras durante estos días y ahí van recogiendo todo lo que hacen. 

Nuestra propuesta para el Día del Medio Ambiente

Ya que el cierre de las escuelas por el confinamiento no nos ha permitido estar con los niños, hemos querido enviarles una propuesta para su «cuaderno de bitácora». Este año, el tema del Día Mundial del Medio Ambiente es la biodiversidad y queríamos explicarles la importancia de proteger nuestros ecosistemas porque de ellos dependen nuestro aire, nuestra agua y las materias primas que nos alimentan.Actualmente, un millón de especies están en peligro de extinción y cinco de las principales impulsores de la pérdida de biodiversidad están relacionados con la actividad humana. Clic para tuitear (Ver fuente).

Como no podemos salir al campo con los niños para enseñarles todas las especies que viven en nuestro olivar, les hemos propuesto que hagan en casa ¡un hotel para insectos!

Un hotel de insectos es cualquier tipo de caja nido que se instala con el objetivo de dar cobijo a insectos y favorecer la biodiversidad en nuestro huerto o jardín. Pero , ¿porqué hacer un cobijo para bichos? Los insectos forman parte de nuestra biodiversidad y, aunque no lo sepamos, son beneficiosos para nuestro planeta. Algunos, como las abejas, son polinizadores y son los responsables de polinizar las flores que darán lugar al alimento del que dependemos. Otros son controladores de plagas y nos ayudan a tener que usar químicos en nuestro jardín.

Si tienes niños en casa te animamos a que celebres el Día Mundial del Medio Ambiente con esta actividad que, además de pasarlo en grande, ayudará a comprender mejor la importancia de cuidar todos los seres vivos con los que compartimos este planeta. Porque cada uno de ellos, por muy pequeño que sea, juega un papel importante en mantener un ecosistema equilibrado y saludable.

La Huerta de Iván: Cómo hacer un Hotel de Insectos

Huertos Escolares Ecológicos

Portal Frutícola

Aquí os dejamos algunos de los hoteles que han creado los niños del colegio de Oliete.

Claudia Blanco López 2º de primaria y César Blanco López 1º Infantil -3 años. Alejandro Alfonso Rafales 3º primaria. Óscar Andreu Aguilar 5º primaria

______________

Equipo Apadrinaunolivo.org

Deja un comentario

Bitnami