Conversaciones bajo mi olivo: Fundación Telefónica

Fundación Telefónica, a través del programa «Voluntarios Telefónica», en el que participamos, canaliza y promueve la acción social de sus empleados que quieran aportar sus conocimientos, tiempo e ilusión en beneficio de la comunidad y los desfavorecidos. Apoya nuestro proyecto en numerosas actividades de voluntariado y con dos proyectos sociales directamente a la iniciativa.

Hoy, hemos sentado bajo nuestro olivo a Santiago Muñoz, del Programa Voluntarios Telefónica, y Marta Marín, coordinadora de la convocatoria de actividades, para que nos cuenten más sobre este programa y su trabajo.

Nos dicen que «Apadrinaunolivo.org» es ya un proyecto histórico dentro del programa de «Voluntarios de Telefónica» y Marta recuerda su experiencia en Oliete.

Estuve en la sesión que hicimos para la digitalización de los olivos, donde coincidimos con ATADI, y fueron ellos mismos los que nos explicaron las tareas y cuidados de los olivos.

Tengo muy buen recuerdo y lo que más me llamó la atención es el poder de un simple árbol. Cómo se ha recuperado una comunidad y todo lo que se ha creado en torno a ellos. Algo que parecía abandonado, que nadie está cuidando, ni valorando. Es increíble todo lo que hay alrededor y, cuando lo vives, es cuando realmente te das cuenta de la magnitud del proyecto, de todas las personas que hay detrás a las que estos árboles están ayudando.

Santiago, se encarga de toda la parte de comunicación de Voluntarios telefónica, tanto interna y externa. Este tipo de programas es algo habitual para ellos, pero a nosotros nos llama la atención.

¿Quiénes son los voluntarios de telefónica?

La verdad es que es  algo muy flexible, porque, lo interesante es que participe cuanta más gente mejor, así que, además de los trabajadores, también invitamos a familiares y amigos del entorno de telefónica.

¿Qué actividades proponéis?

Tenemos una convocatoria de actividades que las proponen los mismos voluntarios. Creemos que esta es una de las claves del éxito del programa. Al ser los mismos voluntarios los que proponen los proyectos, son ellos mismos los que animan a que otros compañeros participen y hay mucha implicación.

También tenemos las «vacaciones solidarias». Es uno de nuestros programas estrella que, desde la alarma sanitaria, está parado, pero esperamos recuperar pronto. Gracias a este programa, los voluntarios pueden dedicar parte de sus vacaciones en un proyecto solidario. Tenemos programas en otros países, sobre todo Latinoamérica, pero también en España. Por ejemplo, hace unos años, hicimos un programa de «vacaciones solidarias» en Oliete.

El programa de vacaciones solidarias en Latinoamerica es de índole educativa,  pertenecen al dentro de Profuturo,  un programa de educación digital impulsado por Fundación Telefónica y Fundación ¨la Caixa¨ para reducir la brecha educativa en el mundo mejorando la calidad educativa de millones de niños y niñas que viven en entornos vulnerables de Latinoamérica, el Caribe, África y Asia.

¿Qué está pasando con los voluntariados durante el COVID?

Ahora mismo todas las actividades se realizan de manera virtual, como la que estamos haciendo ahora con Apadrinaunolivo.org y ATADI. Durante el confinamiento, hemos hecho mucho acompañamiento telefónico a personas mayores en situación de soledad o personas con discapacidad.

También estamos muy orgullosos de la recogida de cheques de comida para entregar a la Federación Española del Banco de Alimentos. Como durante el confinamiento los trabajadores no han usado los cheques de comida, los voluntarios han donado una cantidad a banco de alimentos. Fue todo un éxito, ya que 5.200 empleados aportaron más de 600.000 euros en cheques comida para ayudar a dar de comer a 1,1 millones de personas.

¿Cuántos voluntarios telefónica hay?

Los datos auditados en 2.019, es que contamos con 51.070 voluntarios activos en todos los países que estamos presentes. Lo que supone que se ha beneficiado 593.000 personas.

¿Cómo conseguís motivar a tanta gente?

Hacemos campañas de sensibilización y se promueve una cultura de solidaridad en la compañía. Por ejemplo, se les da unas horas para que hagan voluntario. La verdad es que el programa tiene mucha implicación de la dirección de la compañía. El presidente José María Álvarez-Pallete López, está totalmente convencido de los beneficios que aporta un programa de voluntariado y hace que esto sea posible.

Por ejemplo, tenemos el día internacional del voluntario telefónica, que se invita a que todos los empleados hagan voluntarios y la verdad es que la solidaridad se contagia y el formar parte de las actividades, también te genera orgullo y sentido de pertenencia.

Otra clave del éxito es que tenemos todo tipo de voluntariado para dar respuesta a todas las necesidades sociales y al tiempo que pueden aportar los voluntarios. De esta manera, puedes encontrar actividades en las que puedes dedicar unas horas a la semana, y también otras de mayor implicación.

 

Deja un comentario

Bitnami